martes, 17 de mayo de 2011

Los cinco puntos para estallar un corazón

Solo quiero seguir leyéndote y que el mundo me abandone a sus espaldas, solo quiero sentirme sola sin sentir, solo quiero que la semana nunca avance y quedarme perdida en un puto martes infinito, entre sueños de noches sin dormir, de días en blanco coloreados por una sonrisa, de lo fácil que es creerte pintor cuando en medio de tu frustración tu carboncillo se abalanza solo contra el papel. De cuánto me gustaría mezclar letras y arte en medio de un escenario, y fusionarlas con mi cuerpo en movimiento, tatuarme tus palabras por todo mi cuerpo, una y otra vez, entrelazándose cada vez que rompiera el silencio un abrazo. Cada día se me antoja más bonito el ctrl+alt+supr, o el ctrl+z, o cualquier mierda de tecla que se me antoja crear para escapar de mi misma. Bailar claqué con tus pensamientos como única compañía, cruzar miradas tabú al ritmo de una escafandra rota por la que se cuela el agua. Una idea más otra idea es igual a una persona, y tus latidos en mi oído son la esencia de mi vida. La retorica me implica ganas de soñar, y ahora mismo no tengo ninguna. Solo me apetece preguntarte si es que aún me quieres, o si todo será un sueño que acabe una noche, con un pequeño estallido que se repita como un eco por toda la habitación y hasta llegar a mi corazón, y toque como sin querer..

5 comentarios:

91problemz dijo...

Lo peor es que seguramente con el corazón no se necesiten ni esos 5 puntos de presión, es demasiado frágil. Una simple palabra de ella o él valdría para volarlo en 1000 pedazos o para volverlo acorazado.

Aileen dijo...

Salamandra! ya conocía este blog! xD Por supuesto, yo también me siento identificada con lo que escribes.
Lo seguía por mi barby pili...!! jaja :)

Djuna dijo...

esta interesante el blog... me ha gustado bastante esta entrada,... me ha hecho pensar en un silencio con corazon hecho de dinamita.

Chica Gris dijo...

Quizás es mejor no saber esa pregunta, y poder seguir soñando, y que no acabe ninguna noche.

Abraham dijo...

En la Oscuridad, brillan diminutos
gigantes de odio,
lágrimas de amor,
corazones dispuestos
a latir
lejos
por ti.