jueves, 9 de junio de 2011

Fuck you.

Le conoces, y pones cara de tonta. Te invita a una cerveza, y pones cara de tonta. Te da su número, y pones cara de tonta. Te vuelve a invitar a otra cerveza, y pones cara de tonta. Te lleva a pasear por un parque precioso, y pones cara de tonta. Te besa inocentemente, la mano quietecita, y tú, con cara de tonta. Te escribe preciosidades, y sigues con tu cara de tonta. Te va a buscar a la salida y (se te caen las bragas) pones cara de tonta. Te regala flores, y pones cara de tonta. Te lleva a cenar, y pones cara de tonta. Te invita a dormir a su casa, y pones cara de tonta. Te folla, y pones cara de tonta. Se marcha, y no vuelves a saber de él, y pones cara de lo que eres.

2 comentarios:

alasparavolar dijo...

Hay mucho cerdo suelto que cuando consigue lo que quiere: adios muy buenas! y yo no te conozco. Que asco de humanidad! Un saludo y sigue escribiendo asi, que me encanta! :)

Shalashaska dijo...

quiza un dia te despiertes y todo cambie, y la cara de tonto no se te quede a tí si no a él, porque se despertará con... SIFILIS!!!!! muajaja pero eso no será culpa mía, sera culpa suya...