miércoles, 14 de agosto de 2013

No me apetece escribir sobre banalidades. No me apetece contar que el amor es una basura, ni tampoco que es lo mas maravilloso del mundo. No quiero hablar de amistades que se han ido, ni de soledad, ni de todas esas mierdas.
Me apetece contaros que el mundo es tal y como lo veis. Con sus quereres y dolores. Que lo puedes vivir por ti mismo, sentirlo y sufrirlo, o vivirlo a través de otros, y entonces será como no vivir. Que te da una de cal y otra de arena, o igual no, igual todo es cal y ardes vivo encerrado en ti mismo. 
El mundo es un lugar frío. Donde quizá no encuentres unos brazos amigos que te den un poco de calor. El mundo también es un lugar ardiente, como el mas grande desierto, donde quizá te agobies y luches por respirar entre gente que no te deja solo.
Ni tan mucho ni tan poco, no hagáis caso a los poetas que engatusan con palabra bonitas, porque por decir que estoy jodidamente loca no soy menos que ellos. Fuck you.