martes, 12 de abril de 2011

Primavera, canutos, litros...

Un CD de Sabina en la mesilla, los pantalones rodando por la habitación como si fueran sueños, y una soledad recién estrenada y un no quiero mirar atrás con un "no me dejes" entre dientes.
Las sábanas pegadas, echando de menos quizás a otras y acostumbrándose al cuerpo de los dos, a ser retorcidas de ésta o aquella manera.
Recuerdos que me chillan que no necesito que seas virgen, ni escribir con boli bic, ni perderme en ese callejón que cada noche me veía acostarme con una nueva derrota.
Un puto sol que quema, un gallo que canta, olor a tostadas por el pasillo que me susurra un "no te asustes" ante tu ausencia en la cama, quizá una radio de fondo o mis deseos proyectados en tu ángulo con-beso, el timbre (¿sí?, ¿quién es?, ¿el Futuro?, ¡claro!, ¡pasa!) y verte entrar por la habitación con cara de sueño, entre caricias que me dicen que esta vez no está prohibido venirse abajo, que el pasado nos ha pillado follando, y quiero que sigas hasta que me dejes de querer porque si por mi fuera, me quedaba a vivir para siempre entre tu piel y tus sábanas.

1 comentario:

Aileen dijo...

Con un CD de sabina Barby pili muuuy bien! xD es genial bonita!